¿Cuáles son las claves de las estrategias organizacionales en la pospandemia? Participantes del doctorado en Administración de la Umanizales dan claves para empresarios

Your Logo

Manizales, viernes 19 de febrero del 2021. Si hay algo que puso a prueba los planteamientos estratégicos en las organizaciones de todo el mundo ha sido la incertidumbre generada por la pandemia que se desató con la Covid–19. Nuevas necesidades sociales e individuales, mercados volátiles, economías inestables, la emergencia de diversos requerimientos tecnológicos y demás, pusieron a tambalear hasta las organizaciones más sólidas. Andrés Alberto Osorio, profesor del Doctorado en Administración de la UManizales; Johanna Peláez y Héctor Mauricio Serna, participantes del mismo programa; plantean algunos de los retos a tener en cuenta en materia de estrategia por las organizaciones en la pospandemia.

El concepto de estrategia nació en el mundo militar alrededor del 400 AC, siglos después fue incorporado al poder, la política y la guerra; su salto al mundo de las organizaciones comienza a registrarse en las últimas décadas del siglo XIX y los inicios del XX, pero es solo hacia los años 60´s que toma fuerza en las teorías organizacionales y administrativas.

 

A pesar de su antigüedad el concepto de estrategia es objeto permanente de discusión y tiene diversos matices, desde la más simple de entenderla como la adopción de acciones y asignación de recursos para lograr metas de largo plazo, hasta algunas más elaboradas asociadas a procesos de negociación e interacción social en el uso del poder y la política, tanto al interior de las empresas, como en sus relaciones con el entorno para el logro de objetivos. Dadas las particularidades de la realidad actual, que las organizaciones se detenga a pensar en la estrategia en época de pospandemia resulta un asunto crucial; expertos participantes en el Doctorado en Administración de la Universidad de Manizales, resuelven algunos de los interrogantes que surgen al respecto.

 

¿Cuál es la importancia de la estrategia en general en las empresas y cuál es su relevancia específica en la pospandemia?

Participante Johanna Peláez: La estrategia se caracteriza por ser aquella condición en que las organizaciones adquieren ventaja competitiva por medio de elementos tangibles y predominantemente intangibles de la organización que la hacen única en el medio, asimismo, le otorga elementos para enfrentarse a los diferentes desafíos. Sin embargo, en pospandemia, las organizaciones deberán orientarse hacia una dinámica que deje espacio para actuar frente a lo importante y no hacia lo urgente, recolectar todos estos saberes que la pandemia dejó para poder generar una estrategia que encierre los nuevos cambios, los aprendizajes y que pueda prever situaciones similares a las vividas en pandemia o cualquier otra situación que ponga en riesgo la supervivencia de la organización y de la estrategia misma.

¿A qué se ven obligadas las organizaciones en términos de estrategia en la pospandemia?

Profesor Andrés Alberto Osorio: durante la pospandemia las organizaciones tendrán que seguir realizando ajustes en la forma como implementan sus estrategias, pero procurando que los procesos nuevos puedan reconfigurarse fácilmente en el caso de que eventos disruptivos como la pandemia se repitan. Este es un trabajo de seguir fortaleciendo capacidades que no deben ser estáticas en el largo plazo, sino dinámicas. La pandemia mostró a las empresas que los procesos deben asumirse como recursos provisionales, a razón de que el entorno de negocios se mantiene en continuo cambio.

¿Si lo que define nuestra época es precisamente la incertidumbre, cómo pensar una estrategia en el tiempo teniendo en cuenta esta condición? ¿O hay formas de redefinirse conservando la estrategia?

Participante Johanna Peláez: una organización que tenga claros cuales son los recursos de los cuales dispone y que le han ayudado a consolidar una estrategia para afrontar cada momento de su desarrollo, deberá volcarse nuevamente a ellos y adaptarlos de tal forma que supongan su fortaleza en momentos de crisis.

No se habla de estrategia como algo inamovible o incambiable, la característica de la estrategia es que esta puede ser modificada constantemente, lo importante de esta es que tenga la capacidad de responder a las necesidades de la organización y del entorno, de tal forma que la estrategia definida dure tanto hasta que genere ventaja, y pueda ser modificada inclusive antes de que la misma sea obsoleta. 

¿Una de las aristas que se plantea en relación con el bienestar de los empleados es la conciliación trabajo- familia, qué consideraciones deberán tener en cuenta las organizaciones dado que la pandemia trajo grandes cambios en las dinámicas familiares?

Participante Héctor Mauricio Serna: Lo primero que debe pensarse es la conciliación trabajo – familia, debe ser una condición sin equa non, las personas son totalmente íntegras, y desestabilizar el ámbito familiar por los cambios en la organización del trabajo –trabajo remoto-, llevara a corto o mediano plazo disminución en los niveles de eficiencia y productividad de los colaboradores. Teniendo en cuenta esto las organizaciones deben procurar por crear programas que promuevan períodos de descanso, pausas activas, y otro tipo de actividades asociadas con la salud y la alimentación. Recordemos que el distanciamiento físico ha aumentado la necesidad de diseñar programas de prevención en salud mental.

¿Cuáles son algunas de las nuevas realidades sociales que las organizaciones deberán contemplar en su estrategia?

Participante Johanna Peláez: Los cambios que se han dado en la industria en la que compiten, el sector educativo deberá observar esas nuevas preferencias y la forma de llevar la educación a lugares remotos. La forma de llegar a los consumidores también ha sufrido una transformación, dado que hubo un gran aumento en los medios digitales y la forma en cómo se promocionan y publicitan los productos, además, de un cambio en las preferencias y prioridades del consumidor. Es así que, las industrias y en general las organizaciones tendrán que adaptarse teniendo en cuenta estos grandes aprendizajes y nuevo conocimiento en orden de adecuar estrategias que contemplen escenarios similares y/o diferentes a los vividos en épocas de pandemia.

 

El Doctorado en Administración de la Universidad de Manizales se ha propuesto formar investigadores de alto nivel en el campo de la administración, con capacidad para generar conocimiento científico, que responda a las necesidades organizacionales, sociales, políticas, económicas y culturales, así como desarrollar y fortalecer competencias en investigación que les permitan a los futuros doctores solucionar problemas propios del campo de conocimiento. Aquellas personas que deseen conocer más sobre este programa pueden hacerlo a través del enlace: http://doctoradoenadministracion.umanizales.edu.co/