Un diálogo ciudadano sobre el espacio público y las terrazas comerciales

Your Logo

Los estudios económicos de la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas indican que 1.609 establecimientos componen el sector gastronómico de la ciudad.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

La Universidad de Manizales se convirtió en el escenario para escuchar las posturas de los ciudadanos frente a un tema que ha confrontado al comercio de la ciudad con la administración municipal. Se trata del Proyecto de Acuerdo 111, con el que se buscaba una compensación económica por el uso de terrazas o antejardines con fines comerciales, y que finalmente no se aprobó en el Concejo municipal a finales de junio.

Sin embargo, el debate sigue abierto, algunos abogados y urbanistas piensan que existen muchos vacíos, a los que se les debe dar solución que conlleve a una regularización del uso del espacio público.

Dada la vigencia de este tema, el Departamento de Humanidades de la Universidad de Manizales y los comerciantes de la ciudad organizaron el foro “Espacio público, paisaje urbano y terrazas comerciales”, en el marco de la Cátedra de la Paz.

Allí se escucharon las posturas de abogados, arquitectos, paisajistas, comerciantes y gremios de Manizales.

Para la arquitecta Lina María Hoyos Botero “los antejardines son espacios privados, afectos al espacio público en materia visual, por lo que no se les está quitando a los ciudadanos un área para el disfrute o el uso”.

Precisamente algunos propietarios de establecimientos comerciales de la ciudad han ampliado su capacidad instalada mediante la utilización de los antejardines de los inmuebles, donde habitualmente ubican mesas, techos y otros elementos decorativos, que para Hoyos Botero, impactan el entorno visual, pero no el espacio público.
 

Tu imagen del Banner

El Foro tuvo lugar en el auditorio auxiliar de la Torre Emblemática de la Universidad de Manizales el lunes 17 de septiembre de 2018.

 

La abogada y arquitecta, Patricia López Villegas, destacó el hecho que “por fin tenemos un Plan de Ordenamiento Territorial (POT) ajustado a las necesidades de Manizales. Una de las metas es llegar al 15% de espacio público por metro cuadrado por habitante, nosotros tenemos el 2%, sin embargo, buscando un mejor porcentaje, se incluyeron los ecoparques de la ciudad, con lo que se alcanzó un 6%, pero hay falencias muy grandes, aunque se dice que debe haber mayor densidad y por ello se incluyen laderas, pero nunca se habló de antejardines. En el POT no aparecen en ningún párrafo que los antejardines forman parte del espacio público de la ciudad”.

De otro lado, durante este evento se expuso la importancia del comercio, los hoteles y los restaurantes para la economía de la capital de Caldas, en la que ratificaron que cualquier tipo de medida que pueda afectar su desarrollo, va a impactar directamente las finanzas del territorio.

Estos sectores representan el 7,7% del Producto Interno Bruto (PIB) de Manizales, alrededor del 20 % del PIB de Caldas. Estos han venido creciendo un poco más con relación a la tasa de crecimiento promedio anual de la ciudad. Por ejemplo en el periodo 2006-2016, fue de 2,55 %, mientras que el comercio es de 3%, y hoteles y restaurantes del 8%”, explicó Alejandro Barrera Escobar, profesional de estudios económicos de la Cámara de Comercio por Caldas.

Según las cifras entregadas por esta institución, el sector de restaurantes ha generado más de 4 mil empleos en los últimos años, que lo lleva a ocupar el tercer lugar en este ítem, después de los call center y la construcción.

Precisamente los empresarios nacionales y extranjeros que están radicados en Manizales, se hicieron presentes en este foro, uno de ellos, Ángel Labrador Domínguez, propietario del restaurante Un lugar de la mancha, expresó que “se debe tener conciencia que el comercio es uno de los sectores más importantes de la ciudad y que tienen un porcentaje muy alto en participación y desarrollo económico, por ello, creemos que la única solución para resolver este tema, es regularizarlo”.

La Universidad de Manizales desde su compromiso con el fortalecimiento de la ciudadanía, abre estos escenarios de conversación, siempre con el objetivo de encontrar las mejores propuestas que la ciudad y los comerciantes puedan elaborar, en relación con el espacio público y las terrazas comerciales.