La futura comunicadora que fue instruida por su padre para convertirse en una gran música

Your Logo

Laura Diaz Carvajal

Manizales, 7 de octubre de octubre de 2020. Laura Diaz Carvajal, es estudiante de quinto semestre de Comunicación Social y Periodismo en la UManizales. Actualmente tiene 22 años, y desde muy corta edad se interesó por la música gracias a su padre.


La historia de Laura en la música está ligada a la tradición familiar, tíos, abuelos, hermana y finalmente su padre, quien además de ser músico es a quien le debe muchos de sus aprendizajes en materia musical, comenta la futura comunicadora.

 

“Mi mamá dice que empecé a cantar desde bebé. Desde muy chiquita yo tarareaba, pero a mis 4 años me empezó a interesar muchísimo la música, entonces a los 10 años inicié a cantar en la iglesia con mi papá y mi hermana, siempre fuimos una familia de cantantes muy unidos”, expresó Laura.


Además, aclara que el canto significa todo para ella pues le permite expresarse, le brinda tranquilidad y despreocuparse tranquilizarme, afirma que su padre le enseñó a disfrutar de la música a pesar de haber sido siempre muy estricto y perfeccionista.


“Mi papá es ficha clave en este tema de la música, estuve en los coros de mis colegios en Cali, cuando llegué a Manizales a la institución a la que entré no tenía coro, pero en los eventos del colegio yo cantaba sin dejar a un lado la iglesia, en donde también me exigían  muchísimo”, explicó la estudiante.


En la UManizales está becada gracias a su talento y plantea que ha sido una gran experiencia estar en el coro de esta institución, por otra parte, la exigencia y encontrar personas que comparten esta pasión y gusto por la música, afirma que le genera gran alegría.

 

“Mi familia es fundamental y la universidad también se ha convertido en una parte muy importante en mi proceso. Muchas cosas de las que hago han sido empíricas, yo desde muy chiquita aprendí a hacer voces, he trabajado mucho en eso, amo la música, me encanta cantar junto a mi familia y para Dios, es lo que me llena, es como otro nivel, algo inexplicable”, puntualizó Laura.