Educación superior en Colombia, un saldo en rojo

Your Logo

La UManizales aportó su voz a la multitudinaria marcha por la educación superior en Colombia

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

 

El miércoles 10 de octubre más de 20 mil manifestantes manizaleños alzaron su voz para apoyar la educación pública en Colombia. A pesar de las lluvias y las dificultades, los participantes realizaron una marcha desde el sector del Cable hasta la Plaza Bolivar de la ciudad. Si bien la Universidad de Manizales es una institución de carácter privado, se unió a la manifestación con el fin de apoyar una educación para todos en el país.

 

Señor presidente, siendo de privada aquí estoy presente”, fue uno de los mensajes que llevaron los estudiantes de la Institución. Karen Montoya Henao, representante de los estudiantes ante el Consejo Superior de la UManizales y presidenta de dicho órgano, explicó que la participación de la Universidad en la marcha se debe, más que a un acto de simpatía, a un reconocimiento de las necesidades que enfrentan las universidades públicas y la educación superior en Colombia.

 

No podemos estar de espaldas a la situación porque es un tema que tiene que ver con la formación universitaria en el país”, expresa Montoya Henao, quien además hace parte de la Federación Nacional de Representantes Estudiantiles, FENARES, órgano estudiantil en Colombia que decidió apoyar las manifestaciones a lo largo del territorio nacional.

 

A pesar de las razones que motivaron la marcha, esta se desarrolló como un festival, lleno de música, baile y expresiones artísticas, que constituyeron la forma de decirle al Estado que hay que pensar de otra forma la educación pública en Colombia. Una de las exigencias de la manifestación nacional es el incremento de $18 billones de pesos para la educación, una adecuada infraestructura y mejores garantías para estudiantes y docentes.

 

Como respuesta a las manifestaciones, Iván Duque Márquez, presidente colombiano, aseguró que desde el inicio de su gobierno, se hace todo lo posible por el mejoramiento de la educación. Al mismo tiempo, cuenta que hay más de $40 billones invertidos actualmente para la educación, no obstante esta declaratoria, el acceso a la educación superior en Colombia sigue siendo especialmente baja, principalmente para las personas de escasos recursos que observan en la  universidad pública una posibilidad de profesionalizarse.