Del hockey al baloncesto, una historia entre el deporte, la muerte y el impulso

Your Logo

Juan Fernando Salazar encontró en el baloncesto un refugio para seguir en el deporte.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

La muerte puede significar fin en muchos casos; en otros, puede ser el comienzo de nuevas facetas o el descubrimiento de otras habilidades. Algo muy similar le sucedió a Juan Fernando Salazar Uribe, estudiante de quinto semestre del programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Manizales.

Lo que inició como un gusto entre un profesor y su grupo de alumnos se materializó por casi siete años: Salazar Uribe se entregó al hockey. Se formó y sentó sus bases de la mano de José Fernando Marín, quien era licenciado en Educación Física del Colegio Mayor de Nuestra Señora. Sin embargo, luego de la muerte de su entrenador, este joven encontró otro deporte que lo hace igual o  más feliz que el mismo hockey.

“La muerte de nuestro entrenador dejó un vacío en muchos de los jugadores. Las cosas no fueron iguales y cada uno, poco a poco, tomó un camino distinto. Lo recuerdo como una persona supremamente estricta dentro de la pista, pero fuera de ella fue como un papá para nosotros”, señaló el deportista de 21 años.

 

Estudia Comunicación Social y Periodismo, se quiere dedicar a la comunicación organizacional y seguir con un posgrado en la UManizales.

Mientras cursaba noveno grado, se interesó por el baloncesto. Su madre, quien labora en Susuerte y además compite con el equipo femenino de baloncesto de esa organización, se encargó de motivarlo y de enfocarle nuevamente sus energías en una práctica deportiva.

No pasó mucho tiempo y el deportista ya estaba representando a Caldas en torneos nacionales. Antes, junto a su equipo, ya habían sido bicampeones intercolegiados por dos años consecutivos y cuando cursaba décimo grado fue convocado para representar a Caldas en el Torneo Nacional Sub 17 masculino Ibagué 2016.

“Reponerle a mi familia todos los sacrificios que han hecho por mí es uno de mis objetivos una vez finalice mi carrera. Me gusta la comunicación organizacional y espero continuar en la UManizales haciendo una especialización o una maestría”, comentó Salazar Uribe.

La UManizales reconoce su participación y disciplina con el apoyo de un 50% sobre el valor de su matrícula.